lunes, 29 de abril de 2013

Dilemas sobre el Proyecto de Ley de Insolvencia Familiar

La novedad de esta semana ha sido la difusión de un Proyecto de Ley para regular la situaciones de insolvencia familiar, tal como aparece en la siguiente nota del Congreso:


Proyecto de ley del congresista Delgado 

PROPONEN MEDIDAS PARA APOYAR INSOLVENCIA DE FAMILIAS ANTE CRÉDITOS VENCIDOS

La necesidad de contar con medidas que permitan apoyar a las familias que caen en insolvencia por la repentina muerte del jefe de familia, pérdida del trabajo, enfermedad o por accidente automovilístico, planteó el jueves 25 el congresista Jaime Delgado (NGP), mediante un proyecto de ley sobre el tema.
Dijo que así como a las empresas cuando caen en la insolvencia se les otorga una serie de beneficios para poder superar esa situación, de la misma manera se debería proceder en el caso de la insolvencia por deudas familiares.
Explicó que el proyecto de ley busca evitar que las familias sean víctimas de los acreedores y que por sus deudas puedan perder sus propiedades, entre ellas sus viviendas.
Para evitarlo, se propone que la insolvencia familiar tenga también plazos determinados y condiciones favorables para solucionar sus deudas en una forma más civilizada. Dijo que en el plazo que se le otorga a la familia, el Estado tiene que dictar medidas de apoyo y los otros familiares, como la esposa o los hijos, pueden comenzar a trabajar para poder cubrir la deuda.
El congresista Delgado manifestó que no se trata de la política del “perro muerto”, sino que a la familia insolvente, al igual que a una empresa insolvente, también se le debe dar facilidades para refinanciar sus créditos.
En la reunión participaron representantes de la Defensoría del Pueblo, de la Asociación de Consumidores, del Instituto de Crecimiento Personal Empresarial, del Instituto Pro-Competitividad y Consumo y del Centro de Propiedad Intelectual, Competencia, Consumidor y Comercio, entre otros.
Entre ellos, Felipe Lannacane, quien saludó la propuesta, pues dijo que la familia cuando cae en una situación de insolvencia entra en depresión, hecho que le impide buscar una solución. Las representantes de la Defensoría, Kattia Montesinos y Stefani Céspedes, dijeron que ante una situación de sobreendeudamiento se debe protegerá la familia que, por lo demás, es un deber del Estado.
Otro representante pidió incluir en esa problemática a los jubilados que, por falta de información, muchas veces entran en insolvencia porque sus pensiones no cubren las deudas.
PRENSA-CONGRESO

Sin embargo, la novedad se pierde al hallarnos ante una "adaptación" muy poco esmerada de la "Ley Modelo de Insolvencia Familiar para América Latina y El Caribe". Así que partiendo de esa constatación me pregunté si debía enviar mis críticas sobre el referido "proyecto" al Congreso o directamente a la Fundación Avina y Consumer International. 

Empiezo a resolver que tal "proyecto" es únicamente criticable en su desafortunado e irreflexivo intento de  asimilar una iniciativa sin repercusiones trascendentes en la discusión académica del sobreendeudamiento.

En cuanto a la "Ley Modelo", aunque "Modelo de Ley" le sea más apropiado, podemos decir que representa una interesante labor académica, pero es a todas luces intrasladable a cualquier ordenamiento de la manera casi mecánica que pretende nuestro "legislador". 

Hay que admitir que es una ligereza bastante irresponsable para un tema fundamental en el Derecho del Consumidor. Lo que me hace dudar de la seriedad de nuestro legislador, o, de plano, de la cabal comprensión de lo que para éste significa "legislar".


ENLACES AL "PROYECTO DE LEY" Y A LA "LEY MODELO" 


ARCHIVO COMPARATIVO DONDE SE EVIDENCIA MEJOR
EL PROCEDIMIENTO DE NUESTRO LEGISLADOR
En la siguiente entrada dejaré mis modestas opiniones respecto a cómo podría desarrollarse la tutela del  consumidor frente al sobreendeudamiento en nuestro país. 




Qué raro. ¿No lo había hecho ya?

No hay comentarios:

Publicar un comentario